Es importante saber qué es la Jornada Mundial de la Juventud, veamos: (JMJ) es un gran encuentro internacional promovido por la Iglesia Católica entre jóvenes de todo el mundo. Se desarrolla en un ambiente festivo, religioso y cultural que muestra universalidad, la diversidad, el dinamismo de la Iglesia y celebra la alegría del encuentro de los jóvenes con Jesucristo quienes dan testimonio de su mensaje, promueven la paz, la unidad y la fraternidad de las naciones. Sin barrera de raza o clase social, los jóvenes junto con las religiosas, sacerdotes, obispos y catequistas viven una experiencia de Dios enmarcada en la fe y el amor.

 

Convocados por el Vicario de Cristo en la tierra, el Obispo de Roma, el Papa Francisco. De 5 Continentes, se unen para celebrar la fe y fortalecer el seguimiento de Cristo vivo, a través de catequesis ofrecida por los Obispos, sacerdotes y religiosas, experimentan la riqueza y la belleza de los Carismas a través de la “Feria Vocacional”, que convoca más de 150 Carismas, animadas por la fuerza de la Identidad y la alegría de las religiosas y laicos, con música y oración, muchos jóvenes desean comprometerse y jugársela el todo por el servicio a la Iglesia y los hermanos.

 

A nivel de la Congregación y bajo la animación y el liderazgo de la provincia de Medellín, nos unimos las provincias de Santafé, Manizales y Bucaramanga, para compartir unos días de animación juvenil, los días del 14 al 28 de enero; llegando con un grupo de 40 jóvenes para vivir la Pre-jornada de la JMJ, esto significa ser acogidos por las diferentes regiones, familias y comunidades religiosas y vivir con ellos la preparación a la gran Jornada, compartir la oración, la alabanza, la formación, los encuentros culturales y sacar tiempo para desplazarnos a la misión casa por casa, llevando como dice el Papa Francisco el Evangelio, la Palabra a pie…

 

Acompañó el encuentro el lema “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra” (Lc. 1,38). Lema que se metió en lo profundo del corazón de la Jornada, cantado, rezado y bailado, cada segundo. Como peregrinos, bajo el hermoso rayo de sol abrazador, caminamos largas jornadas para asistir a las diferentes actividades.

 

Tuvimos la dicha de ser acogidos por nuestras queridas Hermanas de Panamá, de la casa central lugar de reposo, de entrada y salida. Con desplazamientos en algunas poblaciones como Churiquita Chiquita, dónde pasamos tres días, allí nuestras hermanas trabajan en un colegio campestre, perteneciente al Estado, fuimos hospedados peregrinos y hermanas de Colombia, Venezuela, España, Nicaragua, Alemania, Argentina, entre otros.

 

Contamos con la dicha de tener el encuentro de familia Dominicana con el Maestro de la Orden Fray Bruno Cadoré, en la población de Curundú, Centro educativo Marie Poussepin, dónde se hospedaban los jóvenes de Colombia, Haití y Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Uruguay, Paraguay, Panamá.

 

El mensaje del Maestro de la Orden a los jóvenes; A la pregunta por el Sínodo de los jóvenes respondió con 4 palabras: Escuchar, conversar, fraternizar y cambiar.

La orden de Santo Domingo tiene que dar la palabra de Dios al mundo como una luz, todos somos responsables en su modo de la misma predicación, no podemos predicar sin los jóvenes; estos tienen un modo de ver que los adultos no tienen.

La fuerza de la Orden es la “verdad”, es  Jesucristo, discernir la mentira cuando el poder quiere imponerse. ¿Cómo resistir a las mentiras?, con el Evangelio, viviendo el signo de la fraternidad que va a desarmar la violencia y las mentiras. El mundo está creado con la capacidad de ser mundo de la fraternidad.

Mensaje a las Hermanas presentes y Frailes:

Una Hermana le pregunta al Maestro de la Orden, por los procesos de reestructuración, a lo que responde con firmeza: “Lo más importante y lo que nos define no es lo que hacemos sino lo que somos. Hemos venido para ser hermanos, hermanas, no podemos caer en la trampa del funcionarismo clerical.

Hemos venido para ser hermanos, pero me preocupa ver que cada vez más se busca la Orden como una forma de ser sacerdotes y es, al contrario. Somos hermanos y una forma es el sacerdocio”.

 

Es importante preguntarnos por el papel de los jóvenes en las congregaciones, esto debe llevarnos a la pregunta: ¿para qué queremos que vengan?, para sostener en el tiempo unas obras que han estado por años, como funcionarios o para que vivan acá su respuesta a Dios?, preguntémonos ¿por qué son realmente importantes los y las jóvenes en las congregaciones? El carisma es un don para el mundo, por tanto, no hay que custodiar el carisma, sino entregarlo.

 

Los actos centrales se desarrollan en cinco momentos:

 

Apertura de la Jornada Mundial, Misa presidida por el Arzobispo Metropolitano de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta. Ceremonia de bienvenida Papa Francisco. Vía Crucis con el Papa Francisco. Vigilia con el Papa Francisco. Misa de envío, Papa Francisco.

 

Algunos apartes: CEREMONIA DE ACOGIDA Y APERTURA JMJ PANAMÁ 2019 Campo Santa María La Antigua (Panamá) jueves 24 de enero 2019  

• El discípulo no es solamente el que llega a un lugar sino el que empieza con decisión, el que no tiene miedo de arriesgar y ponerse a caminar. Si uno empieza a caminar ya no tiene miedo.

• Sabemos que el padre de la mentira, el demonio, siempre prefiere un pueblo dividido y peleado, a un pueblo que aprende a trabajar juntos. Y este es un criterio para distinguir a la gente, los constructores de puentes y de muros, esos constructores de muros que dividen a la gente. ¿Ustedes qué quieren ser? ¡Constructores de puentes! 

• Fíjense que el amor que nos une es un amor que no “patotea” ni aplasta, un amor que no margina, que no se calla, un amor que no humilla ni avasalla. Es el amor del Señor, un amor de todos los días, discreto y respetuoso, amor de libertad y para la libertad, amor que sana y levanta. Te pregunto: ¿Crees en este amor? Te pregunto otra cosa: ¿Crees que este amor vale la pena?  

 

Solo nos queda agradecer a la Provincia por la oportunidad y el voto de confianza para vivenciar al máximo esta JMJ, de la mano con el Señor Jesús, nuestra querida Congregación representada en las Hermanas de las diferentes provincias. Agradecer de corazón a las Hermanas de Panamá, a la Hermana Rubiela Asprilla regional de Panamá por sus detalles de delicadeza, de servicio y acogida, a la Provincia de Medellín, a Hermana Ángela María Vélez   Superiora Provincial de Medellín y la disponibilidad de sus Hermanas en la organización y acogida.

 

Representamos a la Provincia de Santafé en esta jornada: Hermana Yolanda Pérez Camargo y Hermana Luz Grecia Ocampo Gaviria. 

 

 

 

Related Post

Contáctenos

Formulario inválido
Sent successfully!

Síguenos

Contacto Directo

 
129254

Ubicación en el Mapa


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más