En el Evangelio de hoy San Juan nos narra aquella vez que las personas le cuestionaron a Jesús si era Moisés el que había dado de comer a sus antepasados, Jesús de la manera tan sabía que siempre daba respuesta indicó que aquel pan era del cielo y este fue entregado por Dios, y les termina por decir que quien se dirija hacia Él, y crea en su palabra no tendrá sed Jamás. Es lo que muchos vivimos en nuestra actualidad, cuando estamos lejos del pan de vida que nos estrega Jesús en los sacramentos de la Eucarística, cuando nos alejamos de sus enseñanzas, de su amor y camino, perdemos el horizonte, nos sentimos sedientos y carentes de vida. En el amor infinito de Jesucristo siempre encontraremos pan para nuestra hambre de Dios y calmar la sed de fe en Cristo.

Eventos

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más