“Nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo quisiere revelárselo”. Jesús vino hasta nosotros para aclararnos quién es nuestro Dios. Nos lo dio a conocer no solo con sus palabras, hablándonos de Él, sino también con su vida. Porque Jesús enseñaba con hechos y no con palabras, pero muchas de estas nunca fueron comprendidas por la humanidad, incluso hasta el día de hoy sus enseñanzas son incomprendidas por muchos. Para entender no hay que hacer algo extraordinario, simplemente es permitir que el amor y la luz de Jesús toque nuestros corazones.

Eventos

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más