Los fariseos, para tentarle a Jesús, le tienden una trampa con esta pregunta, “¿le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?” él les replicó: “¿Qué os ha mandado Moisés?”. Contestaron: “Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio”. Jesús les dijo, “por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio no era así”.
Si bien el Evangelio de hoy nos puede parecer un tanto complejo es gran parte es fácil de comprender, “Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”.
Ahora bien, si nos preguntamos si es que el hombre y la mujer no pueden separarse una vez concebido el santo matrimonio, entonces ¿Qué se debe hacer ante la ausencia del “amor” ?, es sencillo de visualizar, Jesús lo que nos quiere decir es que el amor es algo que viene del Padre por ende es sagrado, pero nosotros los seres humanos nos hemos encargado de profanar este maravilloso Don que Dios nos dio. Cuando en una relación se empieza a desgastar el amor, como le llaman en el argot popular, es porque en el corazón de los dos, la fe se empieza a flagelar, ahora bien, es preciso tomarse el tiempo que nuestros corazones nos indiquen para elegir a quienes serán nuestros compañeros o compañeras de vida, porque unirse en Santo Matrimonio es algo tan puro, tan santo que debería tomarse de esta manera.
Sabiduría para elegir a tu pareja de vida y fe para sostener una unión bendecida por Dios, recuerden queridos hermanos que “una sola golondrina no hace llover” se necesita de los dos para que, “Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”.

Eventos

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más