Amada hija, esta carta está llegando hasta ti, porque en ella hay unas palabras que tú necesitas escuchar. En la vida hay días de paz y días de angustia, pero hoy quiero que sepas que yo te amo y que seré guiando cada uno de tus pasos para que esta tristeza que hoy te embarga muy pronto se vaya de tu vida. 

Eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más