San Juan nos refiere el episodio en que Felipe presenta a Natanael, también conocido como Bartolomé, a Jesús.
Felipe, movido por el entusiasmo del que ha encontrado sentido a su vida, invita a su amigo a conocer a Jesús de Nazaret. Bartolomé, pensando, como buen judío, que, de una aldea perdida de Galilea, donde se consideraba a la gente como poco formada.
A pesar de esta especie de desprecio, Jesús lo presenta como un israelita de verdad, en el que no hay ningún engaño, y cuando habla con él y le reconoce que antes de que Felipe se dirigiera a él invitándolo.
Este bello pasaje bíblico nos deja una pregunta para reflexionar muy detenidamente, ¿Creemos fielmente como Natanael, que Jesús es el hijo de Dios?
Es el último mensaje público que Jesús pronuncia en el templo de Jerusalén, la última semana antes de los relatos de la pasión.
Jesús, que durante su vida repite una y otra vez, con gestos y con palabras, que no ha venido a condenar sino a salvar, no duda en advertir con dureza la enorme distancia entre el Reino de Dios que inaugura Jesús, las claves de ese Reino, justicia, verdad, misericordia, perdón.
Es preciso tener en cuenta que no se trata de una amenaza, sino más bien de la exclamación acongojada de quien, al ver transitar por un camino equivocado, dirige la última llamada vehemente a la conversión.
Hoy el Evagelio nos recuerda el mandamiento universal impartido por Dios, Jesús es práctico. Supo resumir, haciendo del amor y la amistad el centro de todo. Después cada uno debe saber cómo vivenciar y hacer realidad ese amor.
No debemos confundir el cómo con el qué. Las leyes orientan, vienen bien, pero después cada uno debe saber cómo ha de ser su obrar libre. ¿Cómo reaccionaron al oírle? Quedarían confundidos, confusos. Lo importante es cómo reaccionamos nosotros y si después de oír a Jesús.
La parábola de hoy va dirigida a “los sumos sacerdotes y a los senadores del pueblo”, personas que de manera clara le rechazaban. Queda claro que Jesús invita al banquete de su amistad a todos, al banquete de su luz, al banquete de sus indicaciones, al banquete de sus promesas, al banquete de una vida de total felicidad después de nuestra muerte y resurrección.
Jesús, también a todas las personas del siglo XXI, nos invita al banquete de su buena noticia, al banquete de las relaciones amorosas con nuestro Dios y con nuestros hermanos.
Jesús enseña por medio de parábolas, La parábola de los jornaleros contratados, pone de relieve cómo Dios llama en cualquier instante de la vida para participar en la construcción del Reino de Dios.
Al poner al propietario de la viña saliendo al amanecer y al atardecer, señalando otros momentos del día, para contratar a los jornaleros, indica la voluntad de Dios de no dejar a nadie fuera de esta labor.
Esta parábola nos deja un mensaje claro, pues el modo de proceder es el que se propone a todos: actuar desde la bondad, que no desconoce la justicia, pero que va más allá, al dar lo necesario a cada uno, partiendo de lo ajustado.
El Evangelio de San Mateo, tras el episodio del Joven Rico, nos plantea cuáles son las principales dificultades para el seguimiento de Jesús y alcanzar la Salvación. El Señor nos pide un sincero compromiso que implica no parte de mi vida, sino toda ella, un compromiso que es entrega generosa de Amor, no solo con Dios, también con nuestros hermanos.
Muchas personas pasan su vida acumulando, pensando en estar bien en vez de hacer el bien.
Jesús nos habla que la sexualidad y el matrimonio no deben regirse únicamente por el instinto o el capricho. En aquellos tiempos, el matrimonio era una unión por conveniencia o por acuerdo de las familias.
Unirse en santo matrimonio no más que una alianza o compromiso de por vida entre dos personas, sin más condiciones que la de entregarse mutuamente de modo absoluto. Antes de separarse de una unión sagrada es preciso comprender que el hombre y la mujer se entregan el uno al otro y no son sino “una sola carne”.🌟
Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación, te invitamos a conectarte con nosotras el día jueves 12 de agosto, en un espacio Vocacional de encuentro, diálogo, reflexión y oración.
Programación:
1.Hora Santa Vocacional de 5:00 pm a 6:00 pm desde el Colegio la Presentación de Fátima.
2.Dialogando de la Vocación 7:00 pm a 8:00 pm
Temas: Vocación jóvenes misioneras
Vocación Laical, compromiso con su identidad.
Jóvenes que quieren seguir a Cristo en la vida religiosa.
Te esperamos y te invitamos a que compartas esta información por las redes sociales, con Laicos, jóvenes, familia, maestros... Todo el día tendrás en la página animación con videos... Entra deja tu mensaje y el nombre de nuestra Congregación... Muchos jóvenes verán y seguirán al Señor... Entra por el siguiente Link.
Muchas gracias.

Subcategorías

Eventos

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más