El pasaje del evangelio de Juan nos muestra a María junto a la cruz de Jesús. La reforma del calendario litúrgico desplazó la celebración de los Dolores.
El evangelista nos remite a la historia de la Salvación: María está al comienzo de la misma, pronunciando una palabra de aceptación del plan de Dios, mediante la encarnación del Verbo. San Juan destaca el papel de María mediante las palabras que Jesús pronuncia: Mujer, ahí tienes a tu hijo.
En ese momento la palabra de los profetas se cumplía, porque María que desde que nació llegó al mundo con esta hermosa misión, ser la encomendada por Dios de ser la madre de nuestro salvador, ser su madre, guía y acompañante hasta que sus días terminara en esta tierra, y así fue, por eso mismo fue proclamada madre de Jesús y madre nuestra.
Hoy la reflexión que nos deja este pasaje es que, así como María nació con una misión, cada uno de nosotros también, y la podemos encontrar cuando seguimos un camino de la mano con Dios.
El Evangelio de hoy nos habla del diálogo con Nicodemo se nos empieza a borrar en los últimos versículos y olvidamos que Dios no envió al Hijo para condenar, sino todo lo contrario.
Un dramaturgo de nuestro romanticismo dice una frase que podría darnos alguna idea, pero como está al final y ya queremos aplaudir y marchar, no atendemos.
Si miramos este pasaje Bíblico como nos comportamos en la actualidad, casi siempre, encontramos en nosotros mismos el molde para medir y pesar a los demás. Nos miramos a nosotros mismos y, claro, la serpiente de la intolerancia nos muerde y no somos capaces de ver la cruz salvadora revelándose en lo alto

El texto se sitúa en la actividad de Jesús en Galilea, en concreto en Cafarnaúm, el autor ha presentado a Jesús como profeta, en adelante lo mostrará como salvador a través de una serie de signos, entre los que se encuentra la curación del criado del centurión (7,1-10).
El Señor se pone en camino, pero el centurión, cayendo en la cuenta de que Jesús al entrar en casa de un pagano quedaría impuro, envía a otro grupo de amigos encargados de expresar su petición reconsiderada.
Hoy nuestra reflexión nos lleva preguntarnos, cuando vamos a la Santa Eucaristía cada domingo ¿Creo en la Palabra de Jesús como fuente generadora de vida, de salud, de salvación?

Las Comunidades de Santo Domingo, La Romana, Santiago de los Caballeros y las Clavellinas ubicadas en República Dominicana, participamos de los Ejercicios Espirituales del 2 al 10 de agosto, en la Casa de Retiros Manresa Loyola, ubicada en Santo Domingo.

Con gran alegría el Señor nos convocó para vivir juntas esta experiencia de Dios, acompañadas de más de 50 participantes entre religiosas, laicos y seminarista. El tema del retiro fue: Fidelidad y seguimiento y estuvo dirigido por el Padre Juan de Jesús Jiménez Portes S.J. y Hna. Ramona Rodríguez Moya, HH. A.

Con los protocolos de bioseguridad y las exigencias propias del retiro se dio inicio en un ambiente de silencio y reflexión que permitió vivir intensamente cada momento.

A continuación, algunas ideas que ayudaron a la reflexión:

-La lógica del encuentro se origina en el Señor, la responsabilidad de cultivarla nos corresponde a nosotros.

-La fidelidad es esa dimensión que ofrece un espacio para que se cultive lo que se ha sembrado y, al mismo tiempo, ofrezca la oportunidad al creador y Señor para que la riegue con su esmerado cuidado de Padre y de Madre.

-Seguir a Jesús supone entrar en un camino donde tratamos, desde la libertad, de ser fieles. Pero esto no siempre es fácil, porque se dan diversas situaciones que nos quitan el interés por las cosas de Dios. Por eso, la fuerza motivadora está en que Dios es fiel y esta fidelidad nos desborda y encamina a recuperar nuestras pérdidas por nuestro olvido de Dios. TU FIDELIDAD ES GRANDE, TU FIDELIDAD ES INCOMPARABLE…

-Toda opción exige un proceso de planificación: donde ordenamos los recursos, vemos con qué contamos y las posibilidades para realizar un proyecto dentro de la estructura que es la propia persona ungida por el querer y la acción de Dios.

-En todo emprendimiento hay que detenerse para considerar el modo en que se está procediendo. Y, luego, continuar avanzado con más conciencia, determinación y seguridad. Dado que, entendiendo o no lo suficientemente esta invitación al reconocimiento del Espíritu Santo, hoy nos urge caminar en la vida en el Espíritu y según el Espíritu.

-La radicalidad de la fidelidad de Dios se ha manifestado en la cruz y en la Resurrección. Es un evento difícil de entender, pero sí representa la respuesta de un amor infinitamente grande, decidido, comprometido, permanente y actuante. Desde ahí, si, es posible entenderlo y vivirlo verdaderamente.

-Sobre la Resurrección podemos hablar de un itinerario de gratuidad que parte de la acción poderosa de Jesucristo sobre la muerte eterna y se sobrepone a todas nuestras muertes. La gratuidad, que brota de la resurrección, nos conduce por el camino de la libertad en el Espíritu.

Como telón de fondo del retiro, tuvimos la belleza del mar y de la naturaleza; la Palabra de Dios y nuestras realidades personales y comunitarias; vivimos un tiempo de oración, profundización y descanso.

A Dios agradecemos por este regalo en la incertidumbre de la pandemia, esperamos redunde en nuestra vida y en la misión que cada Hermana hace en nombre de la Iglesia y de la Congregación… porque ¡Grande es tu fidelidad ¡…

Hna. Ana Yolanda Pérez Camargo

El Evangelio de hoy pertenece a "el sermón de la llanura". Son recomendaciones relacionadas con la ley del amor que nos daba Jesús. El que se tiene por guía debe "ver" bien.
Con facilidad vemos los defectos de nuestros hermanos, y qué capacidad tenemos de disimular los nuestros, no somos transparentes ni con nuestra propia existencia.
Reflexionemos un poco hoy, ¿no tendemos a ignorar nuestros defectos, mientras que estamos siempre alerta para descubrir los ajenos? Cada vez que nos acordamos de los fallos de los demás.

 

Hoy el Santo Evangelio nos recuerda que, El cristiano es el que se ha dejado seducir por Jesús y el principio de su actuar es hacer lo mismo que hizo Jesús, seguirle las 24 horas del día.
San Pablo, en la primera lectura, y Jesús en el evangelio, nos indican cómo debe ser nuestra misericordia, nuestra bondad, nuestra humildad, nuestra dulzura, nuestra compasión, nuestro amor, nuestro perdón.
Jesús nos pide que perdonemos a los que nos ofenden no solo dos o tres veces, sino setenta veces siete, es decir, siempre. Así es Jesús, así debemos ser sus seguidores.🥰

El santo Evangelio de hoy nos recuerda un hermoso suceso que nosotros como católicos llevamos en nuestros corazones con alegría y amor. El día en que fue anunciado que María concebirá y dará un hijo por medio del espíritu Santo.

Conocer más de María y su vida siempre nos ha causado interés, si bien, podemos encontrar algunas narraciones sobre lo que ella fue en vida en algunos Evangelios no aprobados por la Iglesia, la vida  María siempre fue discreta y por esto encontramos poco sobre ella en los Evangelios si aprobados por la Iglesia, y esto lo empezamos a conocer desde el día en que fue anunciada como Madre de Jesús, es preciso recordar que, su vida no fue sencilla, pues al ver por todo lo que su Hijo Jesús vivió para poder cumplir con su misión, sufría muchas vicisitudes.

Si bien, desde el nacimiento de María fue anuncio que la salvación estaba cerca, con ello, aquello que habían anunciado los profetas se cumplía, aunque el Evangelio de hoy nos narra el anuncio del nacimiento de Jesús, nos permite honrar hoy el nacimiento de nuestra Madre adorada la Virgen María, hoy todos como una sola Iglesia, como una sola familia nos unimos de corazón para festejar este maravilloso día, propio para agradecer a Dios su nacimiento, por haber sido una madre ejemplar para Jesús y por ser una Madre amorosa y siempre pendiente de nosotros sus hijos.

Evangelio de hoy lo presenta con toda claridad y con las consecuencias que trae consigo. Más allá del milagro y el reto a los fariseos, Jesús muestra que es la Ley y tiene el poder. Las acciones de Jesús ponen de manifiesto qué es lo importante y cuál es el criterio principal en cualquier situación, y también sus efectos.
El criterio principal es el bien, “¿Qué está permitido en sábado? ¿hacer el bien o el mal, salvar una vida o destruirla?”. Claro que se retorcían de cólera sus detractores, porque les puso en evidencia.

Subcategorías

Eventos

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más