El 5 de octubre de 1986, salieron de Puerto Rico, Provincia de El Caribe, las Hermanas Blanca Martínez, Nilsa Marrero Caro y Rosa de Fátima, en ferry, barco que las llevó en diez horas a Santo Domingo, República Dominicana y el 11 de octubre, Monseñor Fabio Mamerto Rivas, les dio la Bienvenida con mucha alegría y sencillez.

Villa Jaragua, está ubicada al suroeste de República Dominicana, en la Provincia de Bahoruco, Municipio de los Ríos, Distrito de las Clavellinas, a catorce metros bajo el nivel del mar, su clima es de un calor seco e intenso; no había agua en el pueblo, había que bajar al Cachón, un lugar de agua natural, y subir con ella hasta la casa. El paisaje es hermoso, salpicado de palmeras, cactus como dueños de la tierra seca y árida, sembrada de piedras de todos los tamaños.

Las Hermanas llegaron sin ningún proyecto, para conocer primero la realidad, según lo había indicado el Párroco de Neyba. Ellas se dieron a la tarea, buscando inculturarse en tierra Dominicana. Fueron conociendo el lugar, la gente, la idiosincrasia y otros lugares de la isla. Miraban lo que la gente hacía, su modo de vivir sus celebraciones. Invitaban a las hermanas a saborear su comida, a base de plátano, arroz, carne y habichuela. De este modo se fueron inculturando.

Hay que reconocer que la fe y religiosidad del pueblo que encontraron las hermanas, se debían al grupo de laicos (as) que formaban el consejo parroquia

La Iglesia de República Dominicana se guía por una Pastoral de Conjunto. Cada año revisa el Plan Pastoral, que es enviado a las diócesis y parroquias, para aplicarlo según la realidad de cada provincia. Hay tres momentos del año en que el templo se colma de gente: Sábado Santo, para la Vigilia Pascual, la fiesta Patronal y 24 de diciembre. Las Hermanas iniciaron el conocimiento de la realidad con miras a la formación de Comunidades Eclesiales de Base según el Plan Pastoral de la diócesis de Barahona.

En 1980, se creó un Centro de Promoción para jóvenes y adultos donde se enseñaba costura, manualidades y repostería. El 8 de noviembre de 1993, se inauguró el Centro Educativo con el Padre José Ignacio Villar, S.J. (Director Nacional de Fe y Alegría); H. Nilsa Marrero Caro asumió la dirección de la Escuela. El proyecto inició en enramadas levantadas por los padres de familia, en el terreno que donado por el Ayuntamiento. En la actualidad el Centro Educativo Marie Poussepin Fe y Alegría, cuenta con 935 estudiantes,45 docentes y un personal administrativo y de apoyo de 34 personas, con los tres niveles de educación: Nivel Inicial, Nivel Primaria y el Nivel Secundaria con modalidad técnica profesional con las carreras Agraria, Informática, Mercadeo y Comercio; 20 aulas de clase, área administrativa, biblioteca, dos canchas deportivas, cocina, comedor, un terreno para huerto y para aulas que hacen falta.

Por disposición de la Superiora General, la comunidad de Villa Jaragua fue adscrita a la Provincia de Santafé el 15 de abril de 1997. En agosto de 2001 las Hermanas se pasaron a vivir a una casa construida en las Clavellinas, al sur de Villa Jaragua, pues hasta este momento vivían en la casa cural.

Actualmente las Clavellinas cuenta con la Capilla Católica “María Auxiliadora” que eclesiásticamente pertenece a la Parroquia San José Obrero, animada por el Párroco Martín Luzón y el seminarista Gastón Ernxon de los Misioneros del Sagrado Corazón. Está ubicada en la Diócesis de Barahona, cuyo Obispo es Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas.

Tiene dos Centros Educativos de primaria y secundaria, una clínica rural, destacamento de la Policía Nacional, Ayuntamiento Distrital, Cuerpo de bomberos, y algunas sectas protestantes. Con una población de 3.500 aproximadamente, con la presencia de migrantes haitianos.

La economía de las Clavellinas se basa trabajos de construcción, algunos empleos públicos, las remesas que reciben de algunos familiares residentes en Europa y Estados Unidos y en la agricultura, actualmente afectada por los fenómenos atmosféricos – crecida del Lago Enriquillo.

La población carece de algunos servicios básicos como: Agua potable, Energía eléctrica, líneas telefónicas y calles asfaltadas.

Entre los valores de sus pobladores se destacan: hospitalidad, acogida, sencillez, respeto, solidaridad y servicio.

La comunidad está formada por tres Hermanas de Nacionalidad Dominicana: H. Eva Cristina Trinidad Méndez, Directora del Politécnico Marie Poussepin Fe y Alegría, encargada de la catequesis parroquial y pastoral con la comunidad cristiana de las Clavellinas; H. Gricelda Santana Padilla, Directora de la Primaria Marie Poussepin Fe y Alegría, Superiora, ecónoma y encargada de la pastoral vocacional y sacramentos del equipo pastoral de las Clavellinas y H. Wanlly Patricia Rodríguez Morales docente del área de formación humana y religiosa, coordinadora del equipo de pastoral, acompaña el grupo juvenil de Villa Jaragua del sector la Madre y secretaria de la comunidad.

 Hna. Gloria Mercedes Herrera Ramírez

 

 

Eventos

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Leer más